Alimentación Saludable y Económica

Buona giornata a tutta la comunità studentescasomos Internos de Nutrición y Dietética del Internado Intraescolar de la Universidad Santo Tomás, La Serena, hoy les comentaremos sobre cómo llevar una alimentación saludable de manera económica con productos de fácil alcance en sencillos pasos.  

 Diariamente necesitamos una alimentación balanceada de acuerdo a nuestros requerimientos energéticos con el fin de mantenernos en completo bienestar, evitando generar enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión arterial, dislipidemia u otras y para lograr esto muchas personas creen que se necesita bastante dinero para ser costeado, siendo que tenemos a disponibilidad muchas alternativas económicas. 

 Acá van algunos tips para que puedas poner en práctica junto a tu familia:

Saquemos ese estigma que toda la comida sana es cara, debido a que esto nos genera un negativismo a la hora de buscar alimentos, de hecho, la mayoría de los alimentos saludables con un buen costo son frutas, verduras y semillas, las cuales podemos encontrar a diario tan solo acercándonos a ferias, stands de frutas y verduras o haciendo encargo de estos para reparto vía delivery (siempre preferirlas frescas, ya que, conservan mejor su sabor y propiedades que las congeladas).

Siempre asegurarse de comprar las cantidades exactas de los alimentos necesarios para nuestro hogar, ya que, esto nos ayuda a no perder algunos de ellos por vencimiento cerciorándose de gastar solo lo necesario. Una buena opción, es crear una lista de alimentos cada vez que vamos a comprar (centrándonos solo en los alimentos necesarios, evitando comprar demás).

Tratar de realizar siempre tus preparaciones, así te aseguras de añadir los ingredientes a tu gusto y en la cantidad correcta haciendo énfasis en que la preparación sea más saludable. Por otra parte, a causa de la situación sanitaria se prefiere encargar comida de manera externa, en donde muchas veces las alternativas saludables son más costosas y no transparentan los ingredientes, por lo cual de pronto, pueden contener mayor contenido calórico (además el cocinar tus propios alimentos te hace involucrarte en la producción de ellos junto a tus seres queridos haciéndolo un proceso más familiar).

También te puede interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *